guantes ignífugos

Cómo elegir unos guantes de protección contra el fuego

Las manos son una de las partes del cuerpo que más expuestas están a peligros en el trabajo, ya que son la herramienta principal con la que se van a realizar todas las tareas. En algunos oficios están expuestas a una mayor cantidad de peligros que en otros. Por eso es importante darles una protección extra mediante el uso de guantes para el trabajo.

Uno de los mayores riesgos a los que se enfrentan las manos son el fuego y el calor extremo. Debido a esto, es importante contar con un equipo que permita realizar el trabajo de forma segura.

En qué aspectos hay que fijarse para elegir unos guantes aislantes

Debido al gran papel que tiene la seguridad en la mayoría de trabajos, cada vez es más importante elegir un equipo adecuado que ofrezca una excelente protección y que se adapte a los peligros a los que se va a estar expuesto.

Los tres principales factores que influyen a la hora de elegir un modelo de guantes aislantes del calor son: la temperatura, el tipo de objetos que se van a manipular y la degradación de los guantes.

Temperatura

No todos los guantes aislantes ofrecen la misma protección contra el calor, por eso es importante conocer a qué temperaturas se va a estar expuesto y elegir un modelo acorde a estas, con el fin de garantizar una protección mayor. Dependiendo del material con el que estén fabricados la resistencia será mayor.

Objetos

En caso de manipular objetos pequeños, es recomendable optar por guantes aislantes más delgados y finos, ya que aportan una mayor sensibilidad y permiten manipular el objeto de forma más fácil. Además, ofrecen una mayor libertad de movimiento.

La degradación de los guantes

La exposición prolongada a las altas temperaturas produce un desgaste en los guantes de protección contra el calor. Según el material del que estén fabricados la degradación se producirá antes, por ejemplo, el algodón se degrada cuando está expuesto a temperaturas de más de 150°C, en cambio el Kevlar se degrada a los 555°C.

Tipos de guante de protección contra el calor según el material

  • Cuero: Presenta una buena resistencia ante líquidos y temperaturas de contacto hasta los 300°C, para el calor por radiación puede llegar hasta los 600°C.
  • Poliamida: Destacan por su excelente protección ante las altas temperaturas y la exposición a las llamas.
  • Fieltro: Tienen una resistencia menor al resto de materiales (200°C), pero son una elección perfecta para manipular objetos más finos
  • Kevlar: Se caracteriza por su excelente resistencia al fuego, pudiendo llegar hasta los 500°C, pero, además, su excelente resistencia mecánica lo hacen perfecto para infinidad de trabajos.

Por qué utilizar unos guantes de protección contra el calor

Este tipo de guantes están fabricados para ofrecer un aislamiento perfecto ante las temperaturas elevadas que pueden surgir de la exposición a una llama, calor de contacto, calor radiante y salpicaduras de metal fundido.

El fabricante del guante debe indicar el nivel de protección ante cada uno de los peligros nombrados anteriormente, siendo el nivel 4 la mayor protección y 1 la menor. Además, los guantes aislantes de calor también deberán indicar la fecha de caducidad, en caso de que pueden perder protección por el envejecimiento de los materiales de los que están fabricados.

© 2019 allwearimports.com - Todos los derechos reservados